Sin títuloComo todos sabéis el suicidio es el acto de quitarse la propia vida de forma intencionada. También es conocido que uno de los colectivos que habitualmente presentan mayor riesgo suicida son los adolescentes pero, ¿por qué están tan conectados adolescencia y suicidio? Se debe principalmente a que durante la adolescencia aparecen diversos factores de riesgo que les pueden llevar a ello; algunos de estos factores de riesgo son los siguientes:

– La inestabilidad: durante la adolescencia  las diferentes zonas del cerebro no se desarrollan a la vez, lo que se traduce en un desequilibrio que genera que los adolescentes sean más impulsivos, planifiquen menos y que, en muchas ocasiones, no piensen en las consecuencias de sus actos; además su capacidad de autocontrol es menor y adoptan más riesgos.

– Los cambios constantes: la adolescencia es una época caracterizada por el cambio, tanto físico como social y cognitivo. El cuerpo del adolescente cambia, pero también cambian sus aspiraciones, sus planes de futuro, su forma de relacionarse con su grupo, con sus familiares (principalmente con los padres), etc.

-Problemas de identidad: durante la adolescencia tiene lugar una búsqueda de identidad (así como de independencia) que puede afectar a la autoestima.

¿Qué debemos hacer si identificamos que un adolescente puede estar en riesgo de suicidio? Este es un tema que ya tratamos en este post:

https://maltasaludmental.es/como-actuar-con-personas-en-riesgo-de-suicidio/

Pero lo principal que debemos saber es que hay que mantener abiertas las vías de comunicación. Hablar del suicidio no aumentara las posibilidades de que la persona lo lleve a cabo y, sin embargo, si que le permitirá expresarse, manifestar sus dudas y miedos que, si son escuchados con afecto, pueden ser solucionados. A veces sólo necesitamos una mano amiga que nos aleje del precipicio.

El siguiente vídeo, aunque es duro, ilustra perfectamente cómo un amigo puede salvar una vida:

Ainara Rivas Olivera
Psicóloga en MasaM
1 comentario

Deja un comentario