Malta Salud Mental
MASAM Psicólogos Madrid
Hilarión Eslava 55, 9º 2ª
Teléfono: 91 549 42 90
Móvil: 696 69 69 89

ADICCIÓN AL TRABAJO. WORKAHOLISM.

Unknown

Cualquier conducta puede convertirse en adictiva provocando que la persona pierda el control. Una adicción psicológica (como la adicción al trabajo) es  una conducta repetitiva que, al menos al principio, es placentera pero que, a la larga, hace que la persona pierda el control.

En muchas ocasiones, la adicción al trabajo (workaholism) se considera como positiva, pese a que conlleva consecuencias negativas, tanto para el trabajador como para su familia y la empresa. Esta adicción se caracteriza por:

  • Implicación progresiva, excesiva y desadaptativa en la actividad laboral.2037
  • Pérdida de control respecto a los límites del trabajo.
  • Impulso a trabajar debido a presiones internas.
  • Poca capacidad de disfrute de la tarea realizada.
  • Búsqueda de poder o prestigio.
  • Interferencia negativa en la vida cotidiana.

La adición al trabajo se define como una necesidad excesiva e incontrolable de trabajar incesantemente y que afecta a la salud a la felicidad y a las relaciones personales de la persona. El sujeto adicto al trabajo, o workaholic, se asocia a las siguientes características:

  • Considera que el trabajo es lo más importante y tiene un profundo sentimiento de cumplimiento del deber.
  • Tiene la necesidad de controlarlo todo, lo que se traduce en dificultad para delegar.
  • Tiene una alta vitalidad, energía y competitividad, un constante sentimiento de urgencia y necesita estar implicado en algo productivo.
  • Laboralmente exceden lo que se les pide y presentan buen rendimiento a corto plazo, pero no así a medio-largo plazo.
  • Tiene dificultades en las relaciones interpersonales, su comunicación con los otros suele ser deficiente ya que está inmerso en su trabajo.
  • Es impaciente e irritable ya que el tiempo es una posesión muy preciada.
  • Tiene un déficit en su autoestima, que depende de los resultados en el trabajo, por lo que es perfeccionista y tiene un alto nivel de exigencia; mediante la obtención de logros aumenta su valía personal.
  • Puede presentar alternancia entre etapas de sobreimplicación en el trabajo con otras de reducción drástica del mismo (debido a un estado de agotamiento patológico).
  • Descuida necesidades de salud, lo que se traduce en problemas debido a los esfuerzos psicofísicos, pero la persona va a trabajar incluso encontrándose enferma (presentismo laboral).
  • Presenta pérdidas parciales de memoria, debido al agotamiento son frecuentes los olvidos de temas relacionados con la vida social y familiar.
  • Tiene problemas extralaborales, descuida la familia, siente insatisfacción fuera  del trabajo, tiene dificultades para relajarse y divertirse ya que el ocio se ve como una pérdida de tiempo, esto provoca que no tenga aficiones y que aparezcan sentimientos de culpabilidad por disfrutar del ocio.

Es importante no confundir una dedicación intensa al trabajo con una adicción al mismo. Una persona trabajadora es productiva y disfruta con su trabajo dedicándole mucha energía y entusiasmo. La diferencia radica en que es capaz de mantener un equilibrio con el ocio, la familia y las relaciones sociales; mientras que un workaholic carece de control, por lo que invierte demasiado tiempo y pensamientos a su trabajo, éste termina interfiriendo negativamente en su salud, su felicidad y sus relaciones familiares y sociales.

Las consecuencias de la adicción al trabajo son las siguientes:

  • Deterioro de las relaciones familiares debido al impacto sobre el equilibrio familiar; además se ha encontrado que los hijos de los workaholics tienen tasas más altas de estrés y ansiedad.
  • Aislamiento social, desinterés por las relaciones sociales no productivas
  • Pérdida del sentido del humor; insatisfacción e irritabilidad cuando no se está trabajando, incluso ante actividades que anteriormente sí  resultaban placenteras
  • Debilitamiento de la salud, agotamiento, alteración en los ritmos de sueño aparición de enfermedades cardiovasculares relacionadas con el estrés, obesidad, tabaquismo, etc.
  • Tiempo libre excesivamente reducido
  • Déficit en la calidad de vida, la satisfacción general con la vida suele ser menor.
  • Además, la adición al trabajo suele presentarse acompañada de depresión ansiedad e ira, cierta incapacidad asertiva y abuso de drogas y fármacos.
Ainara Rivas Olivera
Psicóloga en MasaM
Responder